fbpx

NTFs y su aplicación en la industria musical

Transformación del coleccionismo de arte y bienes digitales.

 

Antes conferíamos valor a bienes tangibles que podíamos tocar y ver (oro, sellos, obras de arte), y ahora lo hacemos cada vez más a bienes intangibles que sobre todo vemos, pero probablemente no podemos tocar.

 

Los NTF son una nueva tecnología de ‘blockchain’ —similar a la que utiliza el bitcoin— que permite comprar los derechos de propiedad intelectual de estos activos digitales.

 

 

Los NFT son activos digitales respaldados por la tecnología blockchain y han sido adoptados rápidamente este año por artistas y entusiastas de las criptomonedas por igual. Los NFT son un activo “inimitable” en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad, pero no tienen forma tangible en sí mismos. Estos tokens digitales pueden ser entendidos como certificados de propiedad de activos virtuales o físicos.

 

 

Se trata de un tipo de tokens criptográficos no fungibles (a diferencia del bitcoin que se intercambia por dólares) que representan la propiedad de una obra digital y que opera a través de cadenas de blockchain, como las criptodivisas, y se compra mediante estas monedas digitales, especialmente a través de ethereum.

 

Si el bitcoin fue aclamado como la respuesta digital a las divisas, los NFT son ahora considerados la respuesta digital a las piezas de colección.

 

La artista canadiense Grimes vendió obra digital recaudando cerca de 6 millones de dólares a través de subasta en línea mediante la plataforma Nifty Gateway, pero marcas comerciales como Coca Cola, están comenzando a adentrarse en este mundo generando productos digitales para su venta bajo NTF.

 

La mayoría de estos “tokens” (que pueden ser monedas, sellos, obras de arte, o criptogatos, por ejemplo) se basan en los estándares de la red Ethereum y de su cadena de bloques. Eso ha permitido que sea fácil operar con ellos a la hora de comprarlos y venderlos, y que servicios como MetaMask o MyEtherWallet (monederos que permiten interactuar con Ethereum) sean referentes en este tipo de transacciones.

 

Además de ello, los NFTs reúnen varias características:

·        Extrañamente únicos: estos activos tienen muchas analogías con las obras de arte, de las cuales puede haber copias (es aún más fácil hacer copias de obras digitales), pero aquí el propietario puede certificar que es el propietario único y real de la obra original, aunque esta pueda compartirse fácilmente en internet (y lo hace). Es una situación curiosa y un giro al valor que concedemos a las obras de arte físicas y a las digitales.

·        No interoperables: no puedes usar un avatar/tarjeta de Cryptokitties en otros juegos similares como CryptoPunk.

·        Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo, sin más. No puedes tener 1/1000 de un criptogatito.

·        Indestructibles: los datos de un NFT se almacenan en la cadena de bloques a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir, eliminar o replicar.

·        Propiedad absoluta: a diferencia de la música o el cine, si compras uno de estos bienes su propiedad es absolutamente tuya. No compras una licencia para ver la película o escuchar la canción, sino que ese bien intangible es completamente tuyo.

·        Verificable: la cadena de bloques hace posible verificar algo que es bastante más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos, por ejemplo: la cadena de bloques mantiene un historial de quién ha comprado o vendido un NFT y quién es su actual propietario (absoluto), incluyendo el creador original a quien se compró ese activo digital en primer lugar.

 

Dato curioso: El CEO de Twitter vendió su primer tuit por 2,9 millones de dólares.

NFTs significa Non-Fungible Tokens o, lo que sería lo mismo, un «activo no fungible». Es decir, un tipo de activo que no puede ser modificado, que es único. Por ejemplo, una obra de arte. Un cuadro único de Picasso en el que pueden existir muchas copias pero solo hay uno que es el original. Lo mismo que lo anterior pero en formato digital. El mismo coleccionismo que tenías hace cuarenta años, pero en formato digital: sellos, obras de arte, cromos únicos. Pero en lugar de tenerlos en un álbum, los tienes almacenados de forma digital. No los tienes en tu casa, expuestos. No están guardados en un cajón ni bajo llave.

 

Otra característica importante es que están encriptados y se basa en el blockchain. Hay una cadena de bloques que sigue el historial de ese NFT, de quién ha sido su propietario en todo momento desde su creador hasta la actualidad. Por qué manos ha ido pasando. Esa cadena de bloques o blockchain de Ethereum permite verificar de quién es de la misma forma operando de la misma forma que las criptomonedas. En concreto, que Ethereum.

 

Aunque se trata de un proceso complejo y extenso, te lo resumimos brevemente: como los NFTs, los bitcoins o criptomonedas no son dinero físico que se almacena en tu caja fuerte o en un banco sino monedas descentralizadas que no están bajo el control de ninguna entidad concreta y cuyo valor se basa en la ley de la oferta y la demanda. Además, la creación se realiza a través de los usuarios utilizando la minería. Una vez que tienes esas criptomonedas (puedes conseguirlas comprando, intercambiando, minando) se almacenan en monederos o wallet.

Estos wallet no son en realidad almacenamiento de tus monedas sino de las claves que necesitas para acceder a ellas, de forma muy resumida. Y los hay en formato físico, papel, web, hardware. Los hay conectados a Internet o no. Pero para poder usarlos y pagar estos tokens necesitarás vincular un monedero para operar con ellos y pagar. Hay muchos como Edge, con aplicación para iOS y Android, o los mencionados Coinbase Wallet o MyEtherwallet que son cómodos para utilizar las criptomonedas que tengas.

 

¿Cómo se aplican los NTFs a la música?

Ya existen casos incipientes en la industria de la música de artistas que comienzan a adoptar los NFT’s como nuevo modelo de negocio. Tal es el caso de la banda de rock estadounidense Kings of Leon que recaudó más de USD 2 millones por la subasta de la colección de tokens no fungibles (NFT) que salió a la venta como parte del paquete promocional de su nuevo álbum When You See Yourself. La colección fue titulada “NTF Yourself” y fue subastada en la plataforma OpenSea.

El token incluye una portada digital en movimiento y concede acceso para una descarga digital del nuevo material musical de Kings of Leon; también incluye un vinilo de edición limitada. Varios NFT vendidos en la subasta incluían sorpresas para los fanáticos. Entre ellas boletos dorados que otorgan acceso de por vida para los conciertos de la banda y trato VIP en cada gira. Una de estas piezas fue vendida por unos 50 ethers, alrededor de USD 90.000. Otro token, que incluía imágenes del grupo capturadas durante la grabación del álbum y extractos de audio, fue adquirido por 89 ethers, equivalentes a unos USD 151.300

El director creativo del conjunto, Casey McGrath, dijo que la música ha estado infravalorada durante mucho tiempo, pero que ahora está encontrando nuevas alternativas para corregir lo que está mal en la industria. Cree que los NFT representan el cambio sísmico que ha estado buscando la industria musical. Desde su perspectiva, ayudará a que muchos artistas puedan vender su trabajo de manera directa, lo cual otorga una nueva oportunidad a los creadores independientes.

Dato curioso: la obra de arte de Beeple se convirtió el 11 de marzo de 2021 en lo más caro vendido. La casa de subastas Christie’s hizo una subasta online para este collage digital del artista Beeple que se consiguió vender a un coleccionista de Singapur por casi 70 millones de dólares.

 

 

Si te gustó, comparte...
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.